Blonde on Blonde

 

Dylan tontea en una esquina de Londres delante de una tienda de animales jugando con las palabras de los anuncios que la gente ha dejado, cambiando las normas, algo que mas adelante amplio en Tarantula. Tras estos juegos de palabras empieza a sonar Like a Rolling Stone, que tiene su guasa ya que el asunto de la canción es una venganza contra Edie Sedgwick, it girl de la Factory de Andy Warhol y musa de Dylan en Blonde on Blonde y que simultáneo con su mujer Sara Lownds. Dylan siempre ha sido un poco cabroncete.

Edie Sedgwick llegó a New York en 1964 con 20 años para ser modelo, mientras vivía con su abuela en Park Avenue y quemaba la noche de Manhattan. Edie pertenecía a una familia de la alta sociedad de Massachussets. Uno de sus tatarabuelos estampó su firma en la Declaración de Independencia de EE.UU. Otro el juez Theodore Sedgwick, fue el primero en luchar en los tribunales por la liberación de una esclava de color.
Cinco años más tarde, 1970, Edie Sedgwick moría a los 28 años por sobredosis en Santa Barbara, California. Era hermosa, carismática.

Tres años antes, The New York Post había publicado un artículo: “¿Qué fue de Edie Sedgwick?”. En él, Andy Warhol aseguraba que no tenía ni idea. Nunca fuimos tan íntimos, dijo con su cinismo habitual. Participo en casi todas las peliculas de Warhol, Vinyl, Poor Little Rich Girl, Space, Beauty, Kitchen, Horse, Afternoon, Outer and Inner Space, Lupe, Face, The Andy Warhol Story, desde 1965 a 1969, unas doce y aparece en la escena de la orgía de Ciao Manhattan (1972). Warhol ordenó a Lou Reed escribir una canción para Edie, Femme Fatale, que tras su huida de la Factory interpreto Nico con Velvet Underground.

Sienna Miller la encarna en Factory Girl, una peli que señala a Dylan y Warhol como los villanos que orquestaron su perdición. Los abogados de Dylan no pudieron detener el estreno.

Like a Rolling Stone

«Hace tiempo, vestías tan bien
Tirabas centavos a los pobres en tu mejor época, ¿no?

Ahora ya no hablas tan alto
Ahora ya no pareces tan orgullosa
De tener que estar mendigando tu próxima comida

Cuando no tienes nada, no tienes nada que perder
Eres invisible ahora, no tienes secretos que ocultar

¿Cómo se siente?
¿Cómo se siente?
Estar sola
Sin rumbo de vuelta a casa
Como una completa desconocida
Como una trotamundos»

Con estos mimbres los listillos de la agencia publicitaria Señora Rushmore, han hecho un anuncio de TV para el banco holandés ING, han pillado una escena del documental No Direction Home (2005) montado por Martin Scorcese, en el que cuenta la agitada gira de 1966 por Inglaterra de Bob Dylan con The Band.