Undercover Drone

¿Quien ha tenido un drone en sus manos? Algo casi mágico.

En realidad se trata de vehículos aéreos no tripulados, de diferentes formas, tamaños y configuraciones. Los hay militares que realizan misiones de reconocimiento/ataque; también los hay de uso civil, lucha contra incendios, vigilancia, ingeniería, su misión es llegar donde el humano no puede o es demasiado costoso y arriesgado. Con usos lúdicos, celebraciones, selfies, películas.

Poseer uno es un capricho asequible, un dron básico de pequeño tamaño con cámara integrada se puede comprar desde 100€ con entrega en casa en 48 horas.

La Universidad del Sur de Florida (USF) a puesto en marcha un proyecto de prestamos y utilización de drones para sus estudiantes, podrán hacer uso de uno de los dos drones que la biblioteca acaba de adquirir.

El motivo por el que han puesto en marcha este plan es que piensan que resulta de gran utilidad para estudiantes de las carreras de ingeniería y arquitectura, que así podrán ver las construcciones desde todas las perspectivas posibles gracias a la cámara instalada en el dron en lugar de tener que estudiar solo los planos.

El que rompe paga
Para acceder al servicio de drones tendrán que realizar antes un curso de vuelo.
Si un estudiante daña el dron tendrá que pagar el coste de la reparación o desembolsar 1000$ que cuesta.

Una compañía neoyorquina Ghost+Cow+Films ha colgado Drone Boning, un corto erótico de tres minutos filmado con un drone y producido por Brandon LaGanke y John Carlucci.
La idea era de hacer porno, no la guerra.

Explorar la idea de la espacio privado y la intromisión con drones.
Un corto, con un enfoque artístico y erótico, muestra parejas en situaciones sexuales, en diversos lugares, playas, granjas y bosques. La idea era tomar paisajes hermosos y poner gente follando.

Una de las principales tomas, realizada en los suburbios de NY, se eliminó por temor a demandas de los vecinos, preocupados por su intimidad. Se veía un barrio tranquilo, en una casa había una barbacoa y en la de al lado, una pareja follando.

Esta por resolver los misteriosos drones que por la noche sobrevuelan París, se teoriza con varias opciones que van desde las que apuntan a que se trata de una operación de ecologistas radicales o al terrorismo yihadista que quiere crear el pánico.