Atélier des Lumières

 

Atélier des Lumières – Taller de Luces –

Un nuevo lugar para el arte que se ha inaugurado en París. Ubicado en una antigua fundición de hierro en la Rue Saint-Maur, el Atélier es un intento de acercar la última tecnología de proyección digital junto con el gran arte, creando una experiencia inmersiva, una forma completamente nueva de ver la pintura.

El Atélier des Lumières a pie de calle parece una galería mas, pero algo fascinante nos espera dentro, entras y encuentras en una gran sala iluminada solo por una tenue luz azul. De repente, los proyectores parpadean y las paredes comienzan a moverse, estás rodeado por la decoración de un gran salón vienés, que a su vez da paso a un derroche de color y formas figurativas proyectadas en las paredes como las pinturas simbolista austríaco Gustav Klimt, entras en el mundo Klimt.

Adele Bloch-Bauer, el sujeto del retrato más famoso del artista, se eleva a más de 9 metros de altura, desintegrándose en una lluvia de píxeles dorados y plateados para dar paso a The Kiss.

Independientemente de si eres o no un fan de Klimt, esta exhibición de magia digital te dejará deslumbrado. Como explica Michael Couzigou, director de Atélier, el funcionamiento no es simple: cada uno de los 140 videoproyectores de la presentación ha sido especialmente programado. Una nueva exhibición futura requerirá reconfigurar todos los proyectores, un trabajo de un año.

La primera exposición de arte inmersivo del Atélier esta dedicada a Gustav Klimt y a Friedensreich Hundertwasser que fue el heredero de Klimt, reclamó la herencia de Klimt, y además, era un gran artista. En dos pantallas pueden verse la historia artística de Viena un ciudad que alguna vez fue la capital intelectual de Europa.

El proyecto esta patrocinado por la organización privada de artes Culturespaces, que abrió en una cantera en desuso en el sur de Francia en 2012. Un espacio conocido como Carrières des Lumières, con proyecciones dedicadas a Marc Chagall y Hieronymus Bosch, con un gran éxito de publico mas de 600.000 personas al año. Tras este éxito se tomo la decisión de llevar el arte inmersivo a Paris.

Tras el gran éxito de su primera exposición el director Michael Couzigou dice que tienen planes de futuro para dedicar espectáculos a los impresionistas y al movimiento puntillista, así como a una exhibición de arte callejero que funciona muy bien cuando se proyecta.

La prioridad del Atélier es abrir la cultura a todos los públicos, y el arte digital lo permite.