Jane Birkin

 

Mi primer recuerdo de Jane Birkin es como la lolita desnuda que Michelangelo Antonioni hizo debutar en Blow Up o como la sensual pareja de Serge Gainsbourg en Je t’aime … moi non plus (1969) susurrando en nuestros oídos un orgasmo. La gente se escandalizaba pero como dijo el fanfarron de Gainsbourg, con quien estuvo casada: Era mentira, si lo hubiésemos hecho de verdad, no habría salido un single de cuatro minutos, sino todo un elepé. Gainsbourg ya la había compuesto y grabado en una primera versión con Brigitte Bardot.

Diva de los 60

El tiempo pasa y Jane Birkin se convierte en diva, estupenda, maravillosa y en plena actividad discográfica. 

Ha grabado con Franz Ferdinand y Beck. Su carrera musical había discurrido casi exclusivamente interpretando las canciones pop que Gainsbourg componía. Con su muerte en 1991 su carrera parecía abocada hacia un punto muerto, pero supo salir de él con ingenio. Buscó nuevas canciones de diferentes compositores como Etienne Daho, Art Mengo, Chamfort, Lavoine, Zazie, Souchon/Voulzy o François Hardy, editando A La Légère (1999).

Birkin conoce al músico Djamel Benyelles, al que encarga cambiar los arreglos de algunos temas de Gainsbourg dándoles un aire árabe. Lo que comenzó siendo un proyecto para unos pocos conciertos en el Festival d’Avignon en 1999 y Líbano, se materializó en el disco Arabesque (2002).

En su siguiente disco regresa al pop con la fórmula de una colección de duetos con destacados compositores actuales como Etienne Daho, Miossec o Manu Chao, Brian Molko de Placebo, Beth Gibbons, de Portishead, el elegante Bryan Ferry, Paolo Conte, Françoise Hardy y una nueva versión de ‘O Leaozinho’ junto a su autor, Caetano Veloso.

Versiones de Tom Waits y Kate Bush

El nuevo disco Fictions (2006) está compuesto por doce temas entre los que destacan tres excelentes versiones: Alice, de Tom Waits; Harvest Moon, de Neil Young, y Mother Stands For Comfort, de Kate Bush. Hay que decir en su favor y en el de los productores del álbum, Renaud Letang y Gonzales, que no son las clásicas versiones que nada aportan al original: hay que leer los créditos del disco para reconocerlas.

Jane Birkin ha buscado las colaboraciones con músicos para distanciarse de su pasado, que le aporten sonidos diferentes como Johnny Marr, guitarra y fundador con Morrisey de The Smiths que colabora a lo largo del disco; de Rufus Wainwright, que aporta el tema Waterloo Station; o el británico Neil Hannon, de Divine Comedy, que cede el tema Home, que se editó como sencillo del disco. También hay canciones de músicos franceses como Cali, Arthur H y Dominique A, que participa con Où est la ville?, un tema de sonido suave pero letra de contenido duro.