Losing Bobby Fischer

 

Bobby Fischer murió hace 10 años el 17 de enero de 2008 en Reikiavik, a los 64 años de edad, el mismo número de casillas que tiene un tablero de ajedrez. Llevó hasta el final su paradigma, El ajedrez es la vida.

Dotado de un talento precoz, Gran Maestro a los 15 años, fue un genio solitario, gran jugador de la modalidad blitz, partidas rápidas sin laboratorio de 5 minutos de tiempo, aquí te pillo aquí te mato.

Opinaba que la teoría de aperturas mataba la creatividad y emoción del juego, por esto invento el Random Chess, que consiste en una colocación diferente de las piezas: los peones se colocaban igual, pero la posición de torres, alfiles, caballos, Dama y Rey se decide por sorteo antes del comienzo de la partida. Esto da lugar  a una posición inicial distinta en cada juego, con lo que las aperturas carecen de importancia. Actualmente se conoce como Chess 960.

Ganó el título de Campeón del Mundo en Reykjavik en 1972, a la edad de 29, después de derrotar al gran Boris Spassky en el encuentro más emocionante en la historia del ajedrez. Fischer nunca había derrotado a Spassky que era uno de los pocos jugadores capaces de derrotarle repetidamente y con un score personal favorable en sus juegos.

Este triunfo puso un paréntesis en el dominio soviético, que duraba desde el año 1948, su continuación son Anatoly KarpovGarri Kasparov tan buenos y duros como Fischer.

Bobby Fischer se convirtió en un ermitaño que no jugó otra partida seria durante dos décadas.

En la primavera de 1977 Fischer volvió a jugar en secreto para enfrentarse a la computadora MacHack en 3 partidas que se disputaron en Cambridge. Se trataba solo de una prueba y el resultado seria secreto, pero se filtraron las partidas y fueron publicadas en revistas de todo el mundo, Fischer barrió literalmente a la máquina en las 3 partidas.

En 1992 decidió jugar de nuevo revancha de 1972 contra Boris Spassky. Un torneo en Sveti Stefan, exYugoslavia, en pleno bloqueo por la guerra de los Balcanes con un premio de 5 millones de dólares. Gano Fischer por 17’5-12’5 el resultado demostraba que tras 20 años sin jugar era capaz de jugar al máximo nivel.

Volvió a desaparecer hasta que fue detenido y encarcelado en el aeropuerto de Narita en Japón intentado volar a Manila, para visitar a su hija.

El gobierno islandés, un ídolo en el país por su torneo mundial de 1972, fue a su rescate y le ofreció la ciudadania islandesa y pudo ser repatriado a Islandia donde falleció.

Siempre se ha rumoreado que jugaba al ajedrez por Internet de manera anónima. Se especula con que era fácil reconocerle por su típico movimiento de rey en las aperturas en las que rehusaba enrocarse y movía el Rey a e2 ó d2.

Es posible que hallan jugado una partida online contra Fischer en algún portal de  ajedrez de los que hay en la red.