Kristalina Georgieva

 

How to rebuild the global economy, by Kristalina Georgieva.

Cómo reconstruir la economía global

La pandemia de coronavirus ha destrozado la economía global.

Para unir de nuevo las piezas, se debe asegurar que el dinero vaya a los países que más lo necesitan, y reconstruir sistemas financieros que sean resistentes a los impactos, explica Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional -FMI-.

Kristalina Georgieva enumera los esfuerzos de estímulo económico masivo que llevan al mundo hacia la recuperación y la renovación y analiza lo que sera necesario para que los países salgan de esta transformación aún más fuerte que antes.

Kristalina Georgieva, @KGeorgieva, fue directora general del Banco Mundial desde enero del 2017 hasta el 1 de octubre de 2019. Actualmente ocupa el cargo de directora gerente del Fondo Monetario Internacional -FMI-.

Como directora general del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y la Asociación Internacional de Fomento desde enero de 2017, ha reunido el apoyo de la comunidad internacional para movilizar recursos destinados a los países pobres y de ingreso mediano y generar mejores oportunidades para las personas más vulnerables del mundo.

Kristalina Georgieva es la primera persona de una economía emergente en dirigir el Fondo Monetario Internacional, la poderosa entidad que asesora y presta dinero a países en crisis y cuenta con recursos hasta por US$1 billón.

Kristalina Georgieva, anteriormente directora ejecutiva del Banco Mundial, fue elegida como directora del FMI, formado por 189 países, sucederá a la francesa Christine Lagarde, la primera mujer en liderar el FMI y que deja el puesto para ocupar el cargo de directora del Banco Central Europeo -BCE-.

Kristalina Georgieva realizó hoy la siguiente declaración:

¿Qué podemos hacer desde el FMI para proporcionar respaldo a nuestros países miembros?

  • Nos estamos concentrando en la supervisión bilateral y multilateral sobre esta crisis y en las medidas de política económica para atemperar su impacto.
  • Incrementaremos de forma masiva el financiamiento de emergencia, del que ya hemos recibido solicitudes de casi 80 países, y estamos trabajando en estrecha colaboración con las otras instituciones financieras internacionales para brindar una sólida respuesta coordinada.
  • Estamos reponiendo los recursos de nuestro Fondo Fiduciario para Alivio y Contención de Catástrofes a fin de ayudar a los países más pobres. Agradecemos los recursos ya comprometidos e instamos a otras partes a sumarse a este esfuerzo.
  • Estamos preparados para desplegar la totalidad de nuestra capacidad prestable, de USD 1 billón.
  • Y estamos analizando todas las opciones disponibles. Varios países de bajo y mediano ingreso han solicitado que el FMI realice una asignación de DEG, como lo hicimos durante la crisis financiera mundial, y analizaremos esta opción con nuestros países miembros.
  • Los principales bancos centrales ya han establecido líneas bilaterales de swap con países de mercados emergentes. A medida que la compresión de la liquidez mundial se agudice, es necesario suministrar a los países miembros proporcionen nuevas líneas de swap. También a este respecto analizaremos con el Directorio Ejecutivo y los países miembros la posibilidad de una propuesta que contribuya a facilitar una red más amplia de líneas de este tipo, entre otras formas mediante un servicio financiero similar a una línea de swap del FMI.

Estas son circunstancias extraordinarias. Muchos países ya están tomando medidas que no tienen precedentes. En el FMI, trabajando estrechamente con los países miembros, haremos lo mismo. Luchemos juntos para sobrellevar esta emergencia ofreciendo apoyo a la gente en todo el mundo.