Banksy in Venice

 

Banksy apareció por sorpresa en la Bienal de Venecia, publicó un video en Instagram de sí mismo, sin mostrar el rostro, instalando un puesto cerca de la Plaza de San Marcos disfrazado de vendedor ambulante, vendiendo pinturas costumbristas al óleo a los turistas.

Con un pequeño letrero que decía Venice in Oil, Banksy exhibió pinturas en marcos dorados que muestran un crucero como fondo de rincones de Venecia. El trabajo hace referencia a la contaminación que los cruceros causan a la ciudad cuando cruzan el Gran Canal.

El clip muestra a transeúntes y un gato callejero, hasta que aparecen unos policías que ordenan a Banksy desmontar y abandonar el puesto por no tener permiso:

Tienes que tener autorización o tienes que irte. No puedes quedarte aquí.

Banksy no ha sido invitado nunca a la Bienal de Venecia.